El buen yantar.

En el post anterior ya comenté mi fin de semana activo, ahora explicaré mi ruta gastronómica.

El sábado, para cenar, quise probar un restaurante por el que he pasado muchisimas veces por delante pero que nunca he acabado de entrar. Porque? Por la incertidumbre maldita de que cuando hay dos restaurantes juntos, uno de ellos lleno hasta los topes y el otro semivacio tu mente te dirige sin más remedio hacia el que está a reventar “Si va tanta gente es porque es bueno, el otro pobre seguramente debe de ser horrible”.

El repleto es Caño14, un restaurante argentino con más nombre que calidad. Hace tiempo daba buena carne y buen servicio, pero desde que completa todas las mesas 3 veces en una noche ya no es lo mismo. Aunque reserves, esperas.. hasta una hora sin problema, la carne dura y nunca en el punto que la pides, los vinos horribles, los postres para olvidar (panqueques duros como piedras por ej.), el café quemado….. y con menos espacio que los huevos del Nacho Vidal en su gallumbo.

El semivacio es B de Bo, un restaurante de diseño. Con mucho espacio, una amabilidad exagerada pero agradecida, una carta de platos con nombres apetecibles. Aparte de un entrecotte sabroso y muy tierno, un micuit de foie exquisito, carpaccio de buey perfecto, etc …todo mojado con un Enate unico …. detalles como el aperitivo de entrante, los panes especiales (con aceitunas, con pasas y piñones) o el de los azucares con canela, hacen que salgas con la sensación de haber acertado en la elección… total el precio era mas o menos igual que el que hubiera pagado en el Caño por una entraña y una ensalada bariloche.

El domingo de comida fue diferente…. terracita en la playa de Barcelona al lado del Hotel Arts… un arroz caldoso con pulpo y langostinos…. un buen vino, un Galarza crianza y un sol que me dió mi primer bronceado del año. Era en Ca la Nuri.

Otro altamente recomendable.

Bien comido y bien servido. Y añado, pobre pero con el pico fino. XD

Llevo todo el dia con esta canción en mi cabeza… Yeah, yeah, yeah….

Duffy – Mercy

Anuncios

3 Responses to El buen yantar.

  1. baltanieves dice:

    Una recomendación:

    Bajo ninguna circunstancia hables a nadie del B de Bo. Mejor ser un poco egoísta y no compartir el secreto del local vacío -que se vayan al argentino de al lado con el resto de chusma 😛

    Eso sí: yo ya lo sé 😀 ¡y tengo tanto hambre!

    Besos

  2. alhuerto dice:

    Que tienes hambre jamia?
    Pues queda en secreto, nadie lo sabrá, solo los que lo caten. Y tu ya sabes cuando quieras probarlo…. pregunta, pregunta… jajajaja.

    Con hambre no te vas a quedar.

    Besooo.

  3. […] buen yantar II Ya os he comentado en un post anterior algunas de mis salidas gastronómicas (tambien llamadas cenas o comidas) y mi descubrimiento de […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: